Los últimos 'petit four' servidos en el Jardín.

¿Qué son los petit fours? Las pequeñas fruslerías dulces que se sirven en un restaurante, por cortesía de la casa, para prolongar y rematar con buen pie una buena comida. Se toman de un solo bocado, generalmente en compañía del café o del té. Su nombre francés significa ‘a fuego suave’ (literalmente, ‘a petit four’ sería ‘a horno pequeño’) y hace referencia a que las piezas de repostería, al tratarse de miniaturas, debían cocerse a horno muy flojo, e incluso recién apagado, para evitar que se quemaran. En el menú del Jardín nunca faltan tres o cuatro piezas golosas como colofón de la comida. Esta temporada, Macarena de Castro está sirviendo un cremoso de chocolate y vodka sobre galleta de chocolate, un financier (pastel de almendra molida) con albaricoque y yogur, y una ensaimada horneada con un dadito de membrillo y almendra. Tres delicias de alta repostería en miniatura, que dejan buen sabor de boca y amenizan dulcemente la sobremesa.